División de Transporte Público Regional

Impulsar la movilidad de las personas mediante un transporte público moderno, seguro y accesible, tanto en las ciudades como en los sectores más apartados del país, es fundamental para construir un país más inclusivo y justo para todos sus habitantes. 
La División de Transporte Público Regional de la Subsecretaría de Transportes, nace como respuesta a esta creciente e impostergable necesidad, con el imperativo de elevar el estándar de calidad de los servicios de transporte público existentes en regiones e impulsarlos donde se requieran para contribuir al desarrollo integral de las personas y sus comunidades, especialmente en zonas con problemas de conectividad.
Actualmente la DTPR cumple un rol de planificación y supervisión de los sistemas de transporte público, en sus diferentes modos y en sus diversos alcances geográficos, para tal efecto cuenta con un equipo de compuesto por cerca de 100 profesionales distribuidos en todas las regiones del país y también en el Nivel Central, enfocados en otorgar soluciones de transporte acordes a la realidad de cada región y de sus habitantes. 
Los recursos de la Ley de Subsidio al Transporte Público (Ley 20.378), son fundamentales para los objetivos que busca la DTPR, puesto que permiten realizar inversiones concretas para avanzar en la modernización del transporte público regional. 
Mediante estos fondos, la DTPR implementa subsidios para: proveer de transporte a zonas aisladas del país, rebajar tarifas en el transporte público para adultos y estudiantes, implementar servicios de locomoción gratuita para escolares de sectores apartados, renovar buses y financiar nueva infraestructura vial.  Aportes del Estado que son fundamentales para mejorar la calidad de vida de millones de chilenos y chilenas de regiones.  
 
 
Marco Legal

El marco legal que otorga sustento al que hacer de la DTPR, es la Ley 20.378 que crea un Subsidio Nacional para el Transporte Público Remunerado de Pasajeros, promulgada el 5 de septiembre de 2009. 
Esta iniciativa tiene como espíritu fortalecer el transporte público en las regiones del país, poniendo especial énfasis en los sectores que presentan problemas de conectividad para sus habitantes, especialmente en aquellos con dificultades de acceso y alejados geográficamente.
Para este propósito, la Ley 20.378 establece una serie de subsidios y mecanismos que permiten al Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones destinar recursos para impulsar servicios de transporte, a través de mejoras en las condiciones de operación, accesibilidad, infraestructura vial, entre otras.